Cepillos de dientes de Banbu

Madera de bambú

La madera de bambú ha sido utilizada desde hace siglos en los países asiáticos al tratarse de una madera con una altísima resistencia y gran flexibilidad. Estas propiedades la hacen apropiada para múltiples usos, pero, además, las propiedades anti bacterianas de algunas de las razas de bambú, la hacen ideal para su uso en productos de higiene.

“La madera de bambú es una de las maderas más sostenibles que existen ya que no hay que talarla sino cortar la rama y sigue creciendo llegando a alcanzar en alguna de sus variedades los 30 centímetros diarios.”

Se trata de una madera muy sostenible ya que alguna de sus razas puede llegar a crecer hasta 30 centímetros al día, no necesita mucha agua para crecer y al tratarse de un arbusto, no es necesario talarlo para obtener la madera. Sus ramas se pueden cortar y permitir que sigan creciendo.

La raza que nosotros empleamos es la raza Moso ya que es una de las que tienen mayor crecimiento y además no sirve de alimento para los osos Panda. Los osos Panda pueden comer hasta 42 tipos diferentes de ramas de bambú, no siendo la raza Moso una de estas 42 que componen su variada dieta.

No es una plantación controlada sino silvestre, la diferencia es que no se usan plaguicidas ni fertilizantes, asegurándonos de esta manera las mejores condiciones forestales y medioambientales.

 

Fabricación Española

A día de hoy esta raza de bambú, está considerada como una especie invasora. Su gran capacidad de adaptación y rápido crecimiento podría acabar con la flora autóctona de nuestro país. La fabricación con esta madera implicaría importar la misma y traerla desde el origen en China con lo que el impacto medioambiental del transporte de la madera sería el mismo que el del producto acabado.

“Lamentablemente, no hay ningún cepillo de madera que se fabrique en España y solo una en Europa que utiliza cerdas de origen animal.”

Hoy en día NO hay ningún cepillo de madera que se fabrique en España, únicamente existe una empresa en Europa que fabrica cepillos de dientes de madera, pero las cerdas de estos cepillos son de origen animal y además vienen importadas desde China. Nos encantaría poder fabricar aquí nuestros cepillos y de hecho no es algo que descartamos sino un proyecto que ronda por nuestras mentes, pero de momento el volumen de venta de cepillos no es suficiente para el pay-back de la inversión del proyecto.

Cerdas de los cepillos Banbu

Las cerdas de nuestros cepillos son de Nylon 6 DuPont. Muchas cerdas de este tipo se fabrican en EEUU, viajan a China para ser ensambladas en los cepillos de bambú y posteriormente estos se envían a los respectivos países donde se comercializan. Hemos elegido las cerdas de Dupont por varios motivos:

  1. Calidad de las cerdas -> DuPont es una marca con más de 80 años desarrollando productos de este tipo para empresas farmacéuticas. Las cerdas están desarrolladas específicamente para obtener propiedades de no absorción de agua y secado rápido para asegurarse de que mantienen sus condiciones intactas durante toda su vida útil.
  2. Toxicidad -> Se trata de un Nylon certificado libre de BPA y Ftalatos con categoría de uso alimentario.
  3. Origen -> al disponer Dupont de fábrica en China, no es necesario que las cerdas viajen desde Estados Unidos a China, con el impacto medioambiental que ello supone.

“Las cerdas de nuestros cepillos son de Nylon 6 DuPont, así como la de todos los cepillos de madera de bambú que han pasado por nuestras manos y hemos podido analizar. Una buena forma de comprobarlo, es coger un cepillo y quemar las cerdas, el olor es inconfundible.”

Existen otros tipos de cerdas y estos son los motivos por las que las hemos descartado:

  • Cerdas de jabalí o caballo -> son las únicas cerdas 100% naturales, las hemos descartado por no tratarse de productos veganos y por no poder ofrecer un producto consistente en el tiempo. En el caso del jabalí se trata de cerdas muy duras al principio que pueden llegar a causar heridas en las encías volviéndose muy blandas e inconsistentes en aproximadamente 1 mes. En el caso de la crin de caballo son demasiado blandas para asegurar una correcta limpieza.
  • Cerdas de PLA -> Las plantaciones de maíz de donde se obtienen son plantaciones de maíz transgénico y en muchos casos colaborando con la deforestación de selvas. Además, solo el 30% de las cerdas es PLA siendo el resto Nylon, por lo que las cerdas deben desecharse con el mismo sistema que las de Nylon 6, perdiendo el sentido de las mismas.
  • Cerdas de Nylon 4 -> El Nylon 4 es un material que en condiciones específicas de tiempo y temperatura puede llegar a degradarse entre un 30 y un 80%, que no es lo mismo que compostarse o biodegradarse. Es decir, en condiciones específicas podría llegar a degradarse en un 80% pero no biodegradrse ni compostarse; con lo cual la cabeza del cepillo NO podría echarse al compost. El precio de esta fibra, hace que a día de hoy su producción no sea en masa, encareciendo enormemente el cepillo. Existen marcas que anuncian esta fibra en sus cepillos, algunas de ellas se han analizado en laboratorios obteniendo el resultado -> NYLON 6. Este es el resultado de unl informe del laboratorio SGS:

“En los medios y las redes se escucha sobre cerdas vegetales, de Nylon4, etc. Los resultados de los laboratorios son tajantes, las cerdas son de Nylon 6.”

Hemos eliminado la marca que se ha comprobado, reservándonos esta información para nosotros. El objetivo de este documento no es dañar la imagen de nuestros competidores sino mantener informados a nuestros clientes.

Nuestra filosofía se basa en el respeto y la honestidad por lo que no hemos querido recurrir a técnicas de marketing nuestro cepillo tiene cerdas de Nylon 6, no es perfecto, pero es lo mejor que creemos que se puede conseguir a día de hoy.

No podemos analizar todas las marcas del mercado, pero por nuestra experiencia, no es posible a día de hoy fabricar cepillos con el precio de mercado y este material.

Identificación de los cepillos

A diferencia de otras marcas, en Banbu hemos optado por cerdas de colores en lugar de pintar el cuerpo del cepillo por dos motivos:

  1. Si pintamos el cuerpo, al dejarlo en un vaso opaco tenemos que sacar el cepillo para poder ver el color, con lo que el objetivo de identificación se complica.
  2. Hoy en día existen pinturas ecológicas, pero no pinturas biodegradables, es importante tener en cuenta la diferencia. Si echamos al compost el mango de madera con pintura, esta no se degradará afectando a la calidad del compost.

Existen 3 formas de dar color al Nylon:

  • Utilización de tintes químicos
  • Utilización de colorantes alimentarios
  • Utilización de colorantes en polvo

En el caso del Nylon para cerdas de cepillos ya sea PA66, Naylon 6 o 6.6, se emplean colorantes alimentarios que se mezclan en su composición antes de realizar la extrusión, el calentamiento y el estiramiento del proceso de fabricación. Una vez acaba el proceso de enfriamiento, el color es parte de la composición de la fibra.
Si fuera de otra manera, el Nylon no obtendría la categoría de producto alimentario y no podría emplearse para fabricación de cerdas de cepillos dentales.

Extracción de las cerdas

Para el correcto deshecho de las cerdas de los cepillos de bambú en general, existen tres métodos. Vamos a ir del peor al mejor, siendo cualquiera de ellos adecuado e infinitamente mejor que el desperdicio generado por un cepillo 100% de plástico:

  1. Romper la cabeza del cepillo -> el diseño del cuello del mismo siendo más delgado facilita la rotura por la zona del cuello. De esta manera tenemos por un lado el mango de madera que es biodegradable y por el otro la cabeza. Esta cabeza debería ir al contenedor gris ya que contiene madera y nylon.
  2. Cortar las cerdas -> Si cortamos las cerdas y rompemos la cabeza, vamos a tener 3 elementos: mango biodegradable, cerdas cortadas reciclables en el contenedor amarillo, cabeza con madera con grapa metálica y parte de las púas que debe ir al contenedor gris.
  3. Extracción de las cerdas -> Si extraemos las cerdas y la grapa metálica que las sujeta tendremos: cuerpo de madera biodegradable, púas enteras que van al contenedor amarillo y grapa metálica que va al contenedor gris. Es el proceso más costoso ya que hay que extraerlas con una pinza y pelearse con la grapa. De todas formas, puede ser hasta divertido, dado que solo hay que hacerlo una vez cada 3 meses.

Hay que tener en cuenta que todas las cerdas de todos los cepillos bien sean de plástico o de madera e independientemente de sus cerdas, llevan un sistema de anclaje para unir las cerdas al cuerpo del cepillo y mantenerlas fijas al cepillo. Para esto hay dos métodos, usar grapas metálicas, una por cada manojo de cerdas o bien usar una unica sujección grande metálica, en la gran mayoría de los casos se opta por la primera opción.

“Aunque no se hable sobre ello y siempre se hable de las cerdas, éstas, van ancladas al cuerpo del cepillo mediante grapas metálicas por lo que ningún cepillo debería desecharse jamás en el contenedor del compost sin extraer las cerdas y grapas o romper la cabeza”.

Es muy muy importante tener esto en cuenta, da igual de qué estén fabricadas las cerdas de los cepillos, estas grapas NUNCA JAMÁS se degradarán ya que son metálicas, eso sí, son reciclables ya que el metal bien sea aluminio o acero, se puede reutilizar.

 

Fabricación de los productos de Banbu

Los productos de Bambú han sido cuidadosamente seleccionados, para ello han sido dos años de constantes viajes a China, donde Rodrigo (ingeniero, con experiencia en plantas industriales), uno de los integrantes del equipo de Banbu se ha asegurado de:

  1. Calidad del producto -> Se han realizado pruebas de durabilidad, ensayos de comportamiento en condiciones de humedad controladas (test de niebla salina), pruebas mecánicas, etc.
  2. Trazabilidad de la materia prima -> no solo se ha visitado la fábrica sino el origen de la materia prima asegurándonos de que proviene de plantaciones sostenibles. La certificación no es FSC ya que el bambú con el que trabajamos no es un árbol sino un arbusto, pero igualmente dispone de su propia certificación.
  3. Condiciones de trabajo –> Se ha seleccionado una fábrica que dispone de:Sistemas de seguridad en todas sus máquinas
    • EPIs de uso obligado por todos sus trabajadores
    • Horario de estricto cumplimiento no siendo posible superar 9 horas de trabajo por jornada con un máximo de 6 jornadas semanales, no siendo lo habitual en China.
    • Condiciones de higiene similares a las de una sala blanca de cualquier fábrica europea en la zona de ensamblado
    • Condiciones de higiene similares a las de una sala gris de cualquier fábrica europea en las zonas de mecanizado, arranque de viruta, pulido y empaquetado.
  4. Ubicación -> la fábrica está ubicada en Henan, próxima a la plantación de Moso y al puerto de Shanghai lo que disminuye los transportes y por tanto el impacto.