Mi filosofía de vida “Zero Waste” (residuo cero)

Supongo que la mayoría de las personas que habéis llegado hasta esta página sabéis de sobra lo que es y lo que implica el movimiento “zero waste”, o al menos la teoría del mismo, porque ponerlo en práctica ya es otra cosa ;)

Pero empecemos por el principio. El movimiento o filosofía “Zero Waste” se basa principalmente en reducir los residuos y basura que generamos en el día a día.

¿Pero se puede vivir sin generar basura?

Pues aquí hay opiniones contra puestas. Gente que lo ve la mar de sencillo, aunque nunca lo ha intentado (y le parece una somera tontería), y quienes lo intentan y saben de sobra, que de sencillo nada.  Yo soy de las segundas jajja

Pero, entonces ¿porque complicarse uno la vida de esta manera?

En España, una persona genera de media 440 kilos de basura en un año, nada más y nada menos que 21 millones de toneladas de desperdicios al año. Además, según un informe del Banco mundial, en el mundo la cifra diaria asciende a 3,5 millones de toneladas. Cifras realmente abrumadoras, que dejan los pelos de punta.

Pero claro, estas cifras escuecen, hacen pupa a nuestro pequeño corazoncito, por eso intentamos oírlo y verlo lo menos posible. Porque a todos nos resulta muy sencillo tirar la basura a los contenedores correspondientes (en el caso de que reciclemos) lo más rápido posible y con cara de asco, como diciendo esto no es mío.

Pues siento decírtelo, pero aquí hemos venido a hablar alto y claro sobre una realidad, que empieza a dar miedo, y que está aconteciendo uno de los mayores desastres medioambientales de la historia.

Tú eres parte de este problema, cuando consumes cubiertos de un solo uso, cuando sigues consumiendo con envoltorios de plástico, cuando tomas el café para llevar en vaso de plástico… Todas estas acciones nos están llevando a este punto.

Quizá estéis pensando en este momento, que soy una dramática, y que estoy creando un pánico injustificado. Pero nada más lejos de la realidad. Sigamos con cifras:

  • El 90% de sal que se consume en el planeta contiene plástico.
  • El 90% de las aves tienen micro plásticos en el organismo.
  • El agua del grifo y la embotellada contiene micro plásticos.
  • Nosotros tampoco estamos libres, y ya se han encontrado micro plásticos en las heces humanas

Podemos seguir obviándolo, pero, es no querer ver lo que está pasando.

Tú decides si quieres ser parte del problema o de la solución.