Jabón sólido para mascotas

Los peludos de la casa son parte de la familia y por eso también queremos lo mejor para ellos. Lo mismo que las personas, cada animal es un mundo, pero hay unos cuidados básicos que son necesarios tanto para su bienestar como para mantener un hogar limpio, sano y libre de olores.

La higiene es uno de estos cuidados básicos de nuestra mascota, cuidar de su higiene y alimentación evitará que caigan en enfermedades como la dermatitis. La grasa mezclada con la porquería del ambiente se convierte en suciedad y esta suciedad es un foco de bacterias que pueden producir mal olor y problemas capilares en el peor de los casos.

“La higiene y alimentación de nuestras mascotas son dos de los cuidados básicos que cuidarán de ellos y evitarán enfermedades, es muy importante utilizar productos específicamente desarrollados para ellos”

Dependiendo del tipo de pelo de nuestra mascota requerirá de cepillado o no; en caso afirmativo, el cepillado debe ser diario, evitará que se hagan nudos o enredos en el pelo y arrastrará la pequeña suciedad superficial que se haya podido acumular además de arrastrar y eliminar los pelos muertos.

El baño dependerá de la mascota y de su actividad. Si se trata de un gato, son animales tremendamente limpios y ellos mismos cuidarán de su higiene diaria, tan solo con cepillarlos a diario será suficiente. Si por alguna razón se ha ensuciado más de lo normal y debes bañarlo, ármate de paciencia y ¡Prepárate para la aventura de duchar a un gato!

Es muy importante no utilizar jabones que contengan permetrina ni aceites esenciales con los gatos. De hecho, siempre es mejor recurrir a jabones específicos cuando no tengamos otra opción y el jabón sea necesario, normalmente, un paño húmedo con agua debería ser más que suficiente.

Para los pequeños roedores, una bañera con arena será perfecta para que ellos mismos se duchen y en el caso de aves una bañerita con agua para que puedan sacar brillo a sus plumas ellos mismos.

En el caso de los perros, para los más urbanitas, con una ducha mensual será suficiente. Pero para los más aventureros que frecuenten monte, playa, barro, etc. no quedará más remedio que recurrir a una ducha después de cada paseo. No es necesario emplear jabón en cada ducha, pero sí mínimamente una vez al mes. Lo mejor es acostumbrarles a estos baños desde que son cachorros, de esta manera, la ducha se convertirá en rutina y aunque no la disfruten, la aceptarán con resignación. En muchos otros casos, ellos mismos la pedirán ya que les encanta el agua calentita.

La importancia del PH

La piel es el órgano más grande que tenemos tanto nosotros como nuestras mascotas. En la superficie de la piel tenemos una película muy fina que se llama ácido manto (acid mantle). Esta capa recubre la piel y actúa como barrera protectora frente a bacterias, virus y otros agentes contaminantes que pudieran penetrar por nuestros poros y dañar la piel. Este ácido debe tener un equilibrio y este se logra utilizando productos adecuados al PH de la piel.

El PH se mide en una escala del 0 al 14, denominaríamos PH neutro al PH7. Por debajo de 7 hablaríamos de PHs ácidos y por encima de PHs acalinos. En el caso de los seres humanos, nuestro PH oscila entre 5.2 y 6.2 aunque en condiciones normales es un PH de 5.5. El de la piel de los perros y gatos oscila entre un PH de 6,3 en las almohadillas a 7,5 en el resto del cuerpo.

Es por ello que NUNCA debes bañar a tu mascota con tu jabón o champú, sino con jabones específicos, de otra manera estaríamos ocasionando un gran desequilibrio en el PH de su piel y a mayor frecuencia de baño, mayor desequilibrio. Los champús con PH inferior a 6 (los de humanos) impiden que las losetas de queratina que cubren el pelo se reparen para que salga la suciedad y para que se depositen los nutrientes del champú y además resultan peligrosos para la piel del perro o gato, pues son ácidos para su delicada piel.

“Nunca debemos bañar a nuestra mascota con nuestros jabones o champús ya que esto ocasionaría un grave desequilibrio en el PH de su piel”

Jabón con PH neutro de “humanos” para bañar a nuestro perro

Una pregunta muy frecuente es si podemos utilizar para nuestros perros jabones en cuya etiqueta tienen la inscripción de “Jabón o champú neutro”. Rotundamente NO. La palabra neutro, utilizada marketinianamente en nuestros productos cosméticos es un error de concepto ya que científicamente y como hemos comentado anteriormente, neutro es PH7.

Estos productos denominados neutros, están desarrollados para nuestro PH neutro de 5.5, por lo que se trata de productos neutros para nosotros, pero no se trata de productos neutros según la escala de PH y por tanto no son aptos para la mayoría de animales.

“No dejes que el término “neutro” de los jabones para humanos te genere dudas. Lo neutro para nosotros, no lo es para ellos, usa siempre un jabón específico.”

Jabón sólido Banbu

Desde Banbu, como siempre apostamos por la calidad y la sostenibilidad es por ello que hemos desarrollado un jabón en sólido específico para perros porque las necesidades de su piel, no son las mismas que la de nuestra piel.

Se trata de un jabón enriquecido con aceite de ricino, manteca de karité, aloe vera, carbón de bambú, Bardana y una sinergia de extractos vegetales con propiedades antiirritantes y antioxidantes. Está elaborado mediante proceso en frío, para conservar todas las propiedades de sus ingredientes.

Además se trata de un producto certificado por bio.inspecta según la norma Bio Vida Sana, lo que asegura total trazabilidad tanto de sus ingredientes como del proceso. De esta forma nos aseguramos que se trata de un jabón libre de alcoholes, de perfumes artificiales y de elementos tóxicos o nocivos.

La fragancia es muy suave ya que lo que para nosotros es agradable, no lo es tanto para ellos y lo que queremos es evitar que nuestro perro vaya corriendo a revolcarse en un charco o en sitios peores según lo hemos terminado de dejar impoluto.

El jabón sólido para mascotas de Banbu contiene en su formulación aceite de árbol de té y aceite de lavanda ya que son dos elementos antiparasitarios que ayudarán a evitar las tan indeseadas pulgas y garrapatas, no obstante, el efecto no perdura más allá de un par de días, con lo que no están exentos de seguir con el tratamiento antiparasitario habitual.

“El jabón sólido ecológico certificado para mascotas de Banbu está específicamente desarrollado para el PH de su piel. Además contiene en su formulación dos elementos antiparasitarios: aceite de árbol de té y aceite de lavanda “

Al tratarse de una pastilla en sólido el jabón es mucho más concentrado y efectivo y además no requiere de un empaque plástico para conservarlo o transportarlo por lo que evitamos un envase de plástico cambiándolo por uno de cartón reciclado y reciclable.

Uso del jabón en sólido

El producto se aplica directamente sobre el pelo previamente humedecido del perro, no es necesario aplicar en exceso, con tan solo frotar un poco la pastilla sobre el cuerpo será suficiente. Tras la aplicación frotaremos y extenderemos por todo el pero con suaves masajes extendiendo la espuma generada  por todo el pelo. Tras la aplicación, aclararemos con abundante agua asegurándonos de que no queda ningún resto de jabón.

Hay que tener especial precaución en la cara evitando el contacto con ojos y mucosas. En caso de contacto con los ojos aclararemos con abundante agua. Intentaremos que la mascota no lama el jabón.

Para su conservación, utilizaremos un lugar fresco y seco alejado de fuentes de calor. Antes de volver a meter el jabón en su caja es muy importante dejarlo secar bien en una superficie que permita el drenaje del exceso de agua.

Animales en los que puede utilizarse

Se trata de un jabón específicamente desarrollado para el PH y las necesidades de los perros, pero dado que los caballos tienen un PH similar y son igualmente muy sensibles a los aromas, es un jabón que también puede adaptarse a sus necesidades. Las propiedades regenerantes y antisépticas del aceite de lavanda y el árbol de té además también son recomendadas para su uso con caballos.

Está desaconsejado en el caso de gatos dado su contenido en aceites esenciales, que aunque sea en un porcentaje mínimo, es preferible no utilizarlo con ellos. Además, tal y como hemos comentado más arriba, los gatos no requieren de una limpieza con jabón salvo en ocasiones muy particulares.