Comemos 5 gramos de plástico a la semana

Esta semana nos ha llegado una información impactante desde WWF, somos socios de esta asociación, intentamos colaborar con ellos lo máximo que podemos y somos conscientes de su lucha constante en contra de los microplásticos y plásticos de un solo uso.

El título es impactante y nos muestra de una manera clara la dura realidad, cada día nos comemos el equivalente a una tarjeta de crédito. Esta es la cantidad media de microplásticos que ingerimos los humanos de lunes a domingo sin darnos cuenta. Estas partículas diminutas se encuentran en la comida, en el agua e incluso en el aire que respiramos. Estudios recientes demuestran que incluso en lugares recónditos del Pirineo, la concentración de microplásticos en el aire es grande.

Esta es la conclusión del  Informe Naturaleza sin plástico: evaluación de la ingestión humana de plásticos presentes en la naturaleza encargado por WWF a la Universidad de Newcastle (Australia) que analiza la  presencia de microplásticos en el cuerpo humano. Dicho estudio sugiere que las personas están consumiendo alrededor de 2,000 pequeñas piezas de plástico cada semana. Eso equivale a aproximadamente 21 gramos al mes, poco más de 250 gramos al año.

“Un estudio encargado por WWF sugiere que las personas estamos consumiendo alrededor de 2.000 pequeñas piezas de plástico cada semana.”

Todavía no se conoce con certeza el impacto real y a largo plazo de los microplásticos en nuestra salud, pero es evidente que nosotros, como especie conectada con la naturaleza, no escaparemos a los efectos de la contaminaciónpor plástico. Ya no son solo las tortugas, los cachalotes o las aves marinas las víctimas de esta plaga. Los seres humanos estamos igualmente expuestos a esta crisis del plástico que hemos generado.

 

La fuente más grande de ingestión de plástico en todo el mundo es el agua, tanto embotellada como del grifo. Las grandes variaciones regionales se reflejan por ejemplo, en Estados Unidos o la India, que duplican la cantidad de plástico en el agua comparados con Europa o Indonesia.

 

Necesitamos una solución global

La contaminación por plástico es una amenaza global y solo se puede combatir con soluciones integrales y de gran escala. Por eso, desde WWF piden un Acuerdo Global en el que gobiernos y empresas se comprometan con objetivos ambiciosos de manera urgente para frenar esta amenaza. Gracias al apoyo de todos ya han logrado 750.000 firmas en su campaña contra el plástico.

Pero la lucha acaba de empezar y no tenemos tiempo: a este ritmo, en 2030 tendremos casi el doble de residuos plásticos que en la actualidad. Y en 2050 habrá más plástico que peces en el mar.

Necesitamos ser muchos más para presionar a los gobiernos e industrias para buscar alternativas y soluciones sostenibles para el planeta, para nosotros.

Si lo que lees te parece lo suficientemente importante y quieres hacer algo más que leer y empezar a actuar, puedes empezar firmando la petición que tienen en su web.

“Además de firmar, actuar con conciencia evitando el uso de plásticos desechables y reutilizando al máximo, conseguiremos frenar este tremendo daño que le estamos haciendo al ecosistema.”