Bayetas de fibra de bambĂș

Utilizamos 150 millones de las clĂĄsicas “bayetas amarillas ” al año en España.. La vida Ăștil de una bayeta depende bastante de la persona y del uso que se le da, pero suele estar en el entorno de los 3 meses, a no ser que seamos de aprovecharlas hasta que tienen agujeros.

Es un elemento muy Ăștil y muy versĂĄtil que podemos utilizar en toda la casa, en el trabajo, en el coche, etc. pero NO es un elemento sostenible. La composiciĂłn de las bayetas estĂĄndar es una mezcla de 75% de viscosa, 15% de polipropileno y 10% de poliĂ©ster. Es por ello que no es un producto reciclable.

“La composiciĂłn de las bayetas comerciales incluye viscosa, para cuya fabricaciĂłn se emplean elementos quĂ­micos tĂłxicos, ademĂĄs de derivados del petrĂłleo.”

La viscosa en su origen podrĂ­a ser biodegradable si proviniera de una fibra de origen vegetal pero a dĂ­a de hoy la demanda es tan grande (sobre todo por la demanda del sector de la moda) que su producciĂłn se ha industrializado. Para ello se utilizan elementos como el disulfuro de carbono, quĂ­mico que es altamente tĂłxico y disruptor endocrino. Esto, en un elemento que utilizamos a diario, para la limpieza de superficies que estĂĄn en contacto con alimentos.

Para su limpieza, normalmente se recurre a la lavadora, ya que es lo mås cómodo y las altas temperaturas y los detergentes químicos, pensamos que son lo que mejor limpia. En este proceso de limpieza, se desprenden microfibras que van directas a los océanos.

Con las servilletas de papel pasa algo parecido, desde unos años hacia aquí, se han convertido en un elemento imprescindible en nuestras cocinas, las usamos a diario, y varias veces ¿Realmente es necesario? ¿No podríamos usar una bayeta y ya? Pues sí, efectivamente, cualquiera que sea el uso que le demos a una servilleta de papel, podríamos igualmente hacerlo con una rodea.

La comodidad del usar y tirar llega a tales extremos que por no limpiar una bayeta debajo del grifo, escurrirla y dejarla secar, recurrimos a utilizar una de papel y tirarla

“ÂżRealmente son necesarias las servilletas de papel? La comodidad del – usar y tirar – ha invadido nuestras vidas

Entonces, nos preguntaremos ¿Y cuál es la solución a este problema? Pues soluciones probablemente haya muchas, nosotros tratamos de buscar soluciones sostenibles pero que no cambien nuestro “modus operandi” diario.

Una de nuestras propuestas para desterrar a las bayetas de limpieza o a las servilletas de papel, es el uso de bayetas de fibras de bambĂș. Son lavables, funcionan exactamente igual, duran un montĂłn y ademĂĄs no contaminan.

La vida Ăștil de estas bayetas va a depender de la intensidad del uso, de si las limpiamos bajo el grifo o en la lavadora, de la temperatura del agua que usemos, de los quĂ­micos que utilicemos durante su limpieza, etc. Normalmente se pueden meter en la lavadora unas 20 veces, es importante no meterlas solas, sino con la lavadora llena o medio llena ya que asĂ­ sufren menos. Esto es mejor para cualquier prenda que se lave a mĂĄquina.

“Nuestra propuesta para desterrar a las bayetas de fibras artificiales y a las servilletas de papel, son las bayetas de fibras vegetales.”

Si se limpian bajo el grifo, duran un mĂ­nimo de 3 meses, lo que equivale a la duraciĂłn de las bayetas habituales. Como con cualquier bayeta, lo importante es que se sequen bien, estiradas en un colgador o sobre el propio grifo. Esto evitarĂĄ la proliferaciĂłn de bacterias, microorganismos y malos olores.

Mucha gente nos pregunta si se pueden usar para limpieza facial o para sustituir las toallitas hĂșmedas cuando duchamos a nuestros bebĂ©s ÂĄPues claro! Al estar fabricadas 100% con fibras vegetales son completamente inocuas ademĂĄs de ser consistentes, sĂșper suaves y lavables.

Se pueden echar directamente al contenedor del orgĂĄnico ya que su composiciĂłn es 100% fibra vegetal de BambĂș, de esta manera estaremos evitando que algunas (ojalĂĄ muchas) de esas 150 millones de bayetas que usamos, no terminen en un vertedero, o peor aĂșn, en el mar.