Esponja de Konjac

Hoy traemos una súper planta con múltiples usos: mejora el tránsito intestinal, produce un efecto saciante, reduce los niveles de azúcar en sangre, controla el colesterol y el peso y es apta para celíacos y diabéticos ¿Increíble no? Pues estas son entre otras las propiedades de la fibra dietética denominada Glucomanano y que se obtiene de la Amorphophallus Konjac más conocida simplemente como Konjac.

No dudamos de las propiedades alimenticias de esta raíz oriental casi desconocida hasta hace poco en España, pero hoy venimos a hablar de su uso cosmético que no es menos importante. Cada vez más se están introduciendo en Europa productos y rituales cosméticos originarios de países asiáticos como Japón o Corea, la reina de todos ellos hoy en día es la esponja de Konjac.

“Cada vez se están introduciendo en Europa productos y rituales cosméticos originarios de países asiáticos como Japón o Corea, la reina de todos ellos hoy en día es la esponja de Konjac”

No es para menos por las propiedades y por la suavidad de uso de la misma.

 

Razones por las que usar esponjas de Konjac

  1. Se trata de esponjas 100% vegetales (por lo tanto, biodegradable) procedentes de la raíz del Konjac una planta que se usa como alimento por sus propiedades y de la que se pueden aprovechar hasta las raíces.
  2. Sirve para su uso en todo tipo de pieles (normales, atópicas, hipersensibles, bebés), incluso en las más sensibles ya que al humedecerla es una esponja súper suave pero que gracias a ser multi porosa arrastra perfectamente las impurezas, células muertas y bacterias.
  3. Su suave masaje estimula la circulación, mejorando así la regeneración de la piel.
  4. Tiene alto contenido en vitaminas (A, E, D y C), fósforo, magnesio, hierro, sodio, potasio y fibra aportando estos nutrientes a la piel.
  5. Con la esponja de Konjac no es necesario utilizar limpiadores, cremas, exfoliantes ni ningún tipo de producto adicional. Aunque por su puesto, puedes seguir utilizándolo junto con la esponja si quiere añadir un plus de limpieza, aunque siempre en menor cantidad.
  6. Se puede usar a diario, en este caso se recomienda hervirla cada 2-3 semanas durante un par de minutos para esterilizarla y renovarla cada 2-3 meses. Si no se va a usar durante períodos largos, se recomienda guardarla en la nevera.

Sin duda, lo más importante, es que colaboras con el medioambiente sin renunciar a tener un rostro impoluto. Esto es así ya que estaremos usando un producto biodegradable que evita el uso de productos adicionales

Uso de la esponja de Konjac

Su uso es muy sencillo, tanto que no te creerás que funcione, pero ¡No podrás vivir sin ella una vez que la pruebes!

Se puede usar por la mañana para limpiar y abrir el poro y que nuestra crema hidratante habitual tenga un mayor efecto o por la noche para arrastrar toda la polución y suciedad del día a día antes de aplicar la crema de noche o crema hidratante convencional.

  • Nunca la utilices en seco. Humedece la esponja con agua templada hasta que esta se ablande por completo
  • Si vas a utilizar un agente limpiador aplica una pequeña cantidad sobre la esponja y extiéndelo (este paso NO es necesario)
  • Limpia la piel ejerciendo un suave masaje sobre la misma
  • Deja la esponja en un lugar seco colgada de su cuerdita para que se seque por completo y recupere su estado natural duro

“Se puede usar por la mañana para limpiar y abrir los poros y que nuestra crema hidratante habitual tenga un mayor efecto o por la noche para arrastrar toda la polución y suciedad del día a día antes de aplicar la crema de noche o crema hidratante habitual”

Tipos de pieles

Como hemos comentado más arriba, sirve para todo tipo de pieles:

  • Piel seca -> hidrata y ayuda a equilibrar el PH de la piel además tiene un efecto natural calmante.
  • Piel sensible -> Su suavidad aporta una limpieza e hidratación sin irritación
  • Piel grasa -> elimina los excesos de grasa (sebo), abre los poros limpiándolos en profundidad y arrastra los puntos negros
  • Piel con acné -> elimina bacterias y puntos negros lo que ayuda a controlar la aparición de acné
  • Piel atópica -> Al igual que con las pieles sensibles la suavidad con la que limpia posibilita que personas con piel atópica puedan limpiar su rostro sin miedo a irritaciones
  • Bebés -> su suavidad la hacen totalmente apta para el baño de los bebés sin necesidad de utilizar productos químicos y sin miedo a irritaciones
  • Piel normal -> ideal para todo tipo de pieles, 100% natural, hidrata regula el sebo, calma y equilibra el PH de la piel.

Cuidado de la esponja

El cuidado de la esponja de Konjac es muy sencillo:

  • Una vez utilizada la esponja esta se debe aclarar con agua abundante para eliminar cualquier tipo de impureza, bacteria, etc.
  • No la retuerzas con demasiada fuerza, simplemente colgándola ella se escurrirá sola.
  • Deja secar la esponja en un lugar seco hasta que esta recupere su estado original, duro. Si puedes, cuélgala de la cuerdita con la que viene
  • Es aconsejable hervirla durante un par de minutos cada 3 semanas para una limpieza en profundidad, aunque esto realmente no es necesario.

La duración de la esponja es de 3 o 4 meses, utilizándola con asiduidad, tras este período se recomienda cambiarla, aunque su vida útil con un buen cuidado puede ser superior a los 6 meses.

Por último, busca siempre esponjas de Konjac que vengan en envases de cartón como las de BANBU y no en envases de plástico porque sino, todo lo que ganamos con el uso de la esponja ¡Lo perdemos en el envase!